Carta abierta a los afiliados y afiliadas de EQUO acerca de mi posición sobre el acuerdo con Compromís

Como sabéis mañana las y los activistas de EQUO están llamados a votar el acuerdo de coalición propuesto por Compromís. En este acuerdo, Compromís ofrece a EQUO apoyo en la logística de la campaña, a cambio de que el cabeza de lista sea miembro de Compromís. En el caso de que la coalición obtuviera un puesto en el Parlamento Europeo, éste sería ocupado primero por Compromís el tiempo proporcional al número de votos obtenidos en el País Valencià y, después por EQUO, de forma proporcional a los votos obtenidos por EQUO. La propuesta de Compromís no tiene en cuenta la solución que EQUO había enviado una semana antes: convocar unas primarias entre el ganador/a de las primarias de EQUO y el ganador/a de las primarias de Compromís. De esta forma, toda la coalición podría decidir quién encabeza la lista.

Para mí esta última cuestión es clave. No se trata de quién es el número uno, dos o el tres. No se trata de quién encabeza nada. Se trata de ser fiel al principio de radicalidad democrática que está en la esencia de EQUO y que sé que está también en la esencia de Compromís. Si EQUO acepta la propuesta de Compromís, gran parte de la coalición estará aceptando un líder que no ha podido votar y que, a día de hoy, tampoco sabemos quién será, ni tan siquiera si estará presente en la papeleta que metamos en la urna, fuera del País Valencià. Me pregunto: ¿Qué preferirían los compañeros afiliados y afiliadas a Compromís? ¿Unas primarias entre los dos cabezas de lista o lo que al final se ha propuesto por parte de su ejecutiva?

Lo digo claramente: yo quiero ir con Compromís. Compartimos valores, programa y forma de entender la política. En definitiva, compartimos espacio y juntos podremos ser una plataforma de cambio real, en Valencia, Madrid o Bruselas. Pero no quiero aceptar un acuerdo que va en contra de los principios por los que yo he entrado en EQUO. Creo que es precisamente en los momentos en los que los proyectos se definen, cuando hay que tomar decisiones en las que para ganar tenemos que renunciar a algo. Yo quiero optar por ganar en coherencia, tanto la organización como yo mismo. No quiero ver cómo desde EQUO perdemos de vista por lo que estamos aquí. Y estoy dispuesto a renunciar a tener asegurado un eurodiputado dentro de año y medio.

Creo que ese tiene que ser el mensaje que lancemos, no solo a Compromís, sino al resto de la sociedad. EQUO no va a dejarse sus principios básicos por llegar más rápido. En EQUO vamos despacio, porque vamos muy lejos. En EQUO se puede confiar. Por esa razón voy a votar en contra del acuerdo propuesto de Compromís, confiando en que nuestros compañeros sabrán entender nuestras razones y, al final, accederán a convocar unas primarias con nosotros.

Si ese no es el caso, EQUO seguirá su camino. Porque EQUO es un partido valiente, porque arriesgarnos no nos asusta y porque sabemos que tenemos las respuestas a los problemas de la gente. Porque sabemos que somos capaces de poner patas arriba el panorama político español. Porque sabemos cuáles son nuestros principios y demostramos a las y los ciudadanos que no los vamos a dejar nunca de lado.

Con este debate, también me he preguntado qué clase de político quiero ser. Sé que mi posicionamiento va a tener consecuencias en mi candidatura en las primarias de EQUO. Así me lo han hecho saber ya varios compañeros. Lo cierto es que prefiero ser honesto, conmigo mismo y con vosotros, antes de ganar votos traicionando lo que pienso. Y quiero ser la clase de político que dice abiertamente lo que cree. Podréis estar de acuerdo, o no. Pero podréis tener la seguridad de que defiendo aquello en lo que creo.

Creo que el debate sobre si apoyar o no el acuerdo de Compromís no se ha centrado en la cuestión que en definitiva tenemos que votar, a partir de mañana. Creo que no hay nada con lo que esté en contra en el Manifiesto por el Sí, porque se compone mayoritariamente de lugares comunes. Y creo, también, y así lo he pensado desde que he llegado a la segunda vuelta, que como candidato no me correspondía formar parte de ningún grupo de presión a favor o en contra de ninguna de las dos opciones. Esta votación es de mucha importancia para EQUO, ya lo sé, pero no podemos olvidar que en EQUO la decisión de aceptar o no el acuerdo propuesto por Compromís se va a tomar votando. Una persona, un voto. Por tanto, como miembro del partido, como alguien que se toma en serio la democracia interna, y como candidato, aceptaré lo que la mayoría de compañeros y compañeras consideren. Porque este proyecto trasciende de personalismos y porque, recordando uno de nuestros primeros lemas, EQUO es un proyecto com-partido.

 

Anuncios

20 pensamientos en “Carta abierta a los afiliados y afiliadas de EQUO acerca de mi posición sobre el acuerdo con Compromís”

  1. No sé aún en qué términos será la votación, .. y si solo habrá la posibilidad de votar si o no…lo que sería una pena.
    Me gustaría que existiera otra posibilidad como sería la de “profundizar más con Compromís en un sistema común de elección de candidatos”

  2. Pues me gustaría saber que vas a hacer Guillermo si sale que SI con las primarias ¿va a dejar su puesto si las gana en aras de esos principios de radicalidad democrática?
    Creo que confundes los términos, una coalición es entre partidos distintos, si ambos partidos defendieran exactamente lo mismo, serian el mismo partido, nosotros defendemos elegir en primarias nuestra lista electoral, ahora, al segunda fase es una coalición y hacer una lista conjunta con otras fuerzas, y eso lo sabíamos todos, la única diferencia es que muchos se pensaban que nos tocaba el nº 1 y ahora como no lo es, entramos en otras disquisiciones y búsqueda de pretextos.
    No hay otra opción de negociar mas, se toma o se deja, pero medias tintas a estas alturas de proceso no existen.
    Salud

    1. Siento simpatizante de Equo, en este punto te apoyo Carlos. El hecho de que no haya primarias votando las dos cabezas (la de equo y la de compromis), en mi opinión no vulnera en absoluto el principio democrático que siempre debe aplicarse en Equo. Suponiendo que hubiese una votación, el resultado sería que todos los simpatizantes y afiliados de equo votaríamos al cabeza de equo, y los de compromís al de compromís. ¿Eso es democracia? Pues no lo creo. Se limitaría a ser una demostración de fuerza: quién tiene más simpatizantes, ustedes o nosotros. Estaríamos legitimando al resto de sociedad civil para que nos griten “Lo llaman democracia y no lo es”.

      Particularmente considero que en esta situación concreta una buena negociación es mucho más democrático que una votación. Y no sólo eso, sino que además esa negociación será votada mañana por los afiliados de equo, y la directiva hará lo que se decida en esa votación. ¿Dónde está el déficit democrático ahi? Yo no sólo que no lo veo por ningún lado, sino que hasta lo veo conveniente. Esa es la forma distinta de hacer política que espera la gente.

  3. Estoy de acuerdo con tu planteamiento Guillermo, me parece acertada y dada las circunstancias, también valiente.

    Cuantas con mi apoyo.

    Saludos.

    Víctor

  4. Hola Guillermo,

    Entiendo tus razones, pero esta vez creo que te equivocas.
    Mira, yo creo que EQUO ha hecho todo lo que tenía que hacer: Ha hecho sus primarias a dos vueltas, ha sido todo lo abierto posible y va a organizar todos los puestos de “su” lista por mecanismos de democracia directa. Eso está bien, ha tenido su éxito y vale de experiencia para el futuro.
    Creo que el problema viene cuando los principios se llegan a convertir en “dogmáticos”. EQUO es EQUO y Compromís es Compromís, y una cosa es que EQUO haga lo que hace y otra cosa es exigir en casa ajena. Obviamente EQUO debe querer tener aliados que compartan sus principios, pero hay un límite entre eso y exigir que se apliquen los mismos con cualquier posible aliado y en cualquier posible situación.

    Compromís es una coalición muy democrática, cuya democracia interna sólo se ve mermada por la necesidad de ciertas cuotas de equilibrio. Cumple los principios de radicalidad democrática para ser socio de EQUO y creo que en este punto es donde se ha de parar las exigencias genéricas.
    EQUO necesita aliados, quiere aliados. Posiblemente consiguiese un eurodiputado en solitario pero ir con compromís lo garantiza, hace aspirar al segundo y cuidado no haya más sorpresas. Además es un pacto abierto a otros más allá de estos dos partidos.
    La democracia interna tiene sus riesgos pero es manejable en un partido,pero estos riesgos se multiplican cuando comienzas a aplicar estos principios a una conjunción de partidos diferentes pudiendo llegar a algo que no sea manejable (el propio Compromís es la prueba clara de esas contradicciones y problemas). Por puristas podemos llegar a crear un follón. No todo es extrapolable en toda su pureza hacia idiosincrasias diferentes, y menos con tan poco tiempo.
    EQUO es un partido de implantación nacional y Compromís una fuerza regional. Compromís es técnicamente el fuerte de la alianza por presencia institucional, sin embargo en unas primarias abiertas posiblemente saldría un candidato de EQUO por la implantación territorial de este partido (si se abren primarias a los simpatizantes). Es absolutamente lógico que Compromís vea esto con recelo porque no se juega “en la misma liga”, una es nacional y otra es regional.

    Es de bien nacidos ser agradecidos y es inteligente no caer en integrismos democratistas. Compromís tiene sus peculiaridades y hay que aceptarlas si se le quiere como socio. Hay que recordar que Compromís le ha aportado a EQUO su representante en el congreso y, por tanto, creo que no está de más ceder un poco aunque no te acabe de gustar el método.
    Mucho cuidado con el integrismo democratista. Aprendamos del 15-M y de la parálisis que tuvo en ciertos momentos y no caigamos en actitudes similares de pureza asamblearia que nos podemos pasar de frenada y, al final, destruir todo lo ganado y todo lo creado por intentar ir más allá de lo que aconsejan los acontecimientos.
    No es una cuestión de principios, es de moderación y de inteligencia política.

    Saludos,

  5. Como candidata a las Primarias de equo manifiesto, que NO deseo ir con compromis, ya que han incumplido muchos acuerdos pactados con anterioridad, y en tema económico, y ahora nos quieren vender una película materialista que No son los principios de nuestro partido equo, además de imponernos unas posturas nada agradables, No debemos perder nuestra Dignidad, razón, sentido común, y darles todo el respeto que hemos conseguido para equo, para llegar a ensuciarnos por compromis, nuestra Transparencia es fundamental.

  6. Yo voy a votar sí al acuerdo con Compromís, porque creo que EQUO también ha de demostrar que es capaz de llegar a acuerdos y unir fuerzas. La negoción se ha complicado pero como tú bien dices “Lo digo claramente: yo quiero ir con Compromís.” Decir no, que también lo he pensado mucho, me da que nos es lo mejor. Pero con dudas…

    De lo que no tengo ninguna duda es de que tu opinión te tenga que perjudicar. Haz demostrado ser una persona 100% EQUO, tu reflexión por el no es totalmente sensata y razonable. Además respira un aire de tolerancia y respeto que te honra.

    Yo voy a votar que sí, pero te quiero ver en Bruselas, de Europarlamentario. Compartido, o sin compartir, porque saquemos dos, tres, cuatro… Mi aspiraciñon es ganar las elecciones. Porque EQUO tiene mucho que aportar.

    Gracias por tu sinceridad y por colaborar tanto con el proyecto,

    Abraham.

  7. Como ya sabes, porque lo discutimos largo y tendido hace poco, discrepo con lo que planteas, aunque desde luego admiro tu coherencia y valentía al defenderlo.
    No estoy de acuerdo en que se traicionen nuestros principios al aceptar el acuerdo con Compromís, porque el espacio político que se define es totalmente coincidente con los mismos.

    Al hablar de principios no entras a valorar el programa político que defenderíamos conjuntamente si finalmente entre tod@s decidimos aceptar el acuerdo. Esos son los principios que creo deberían preocuparnos en primer lugar.

    Y en términos de radicalidad demócratica, no comparto la idea de que una votación entre la afiliación de ambas formaciones para realizar otras primarias aparte de las que hacemos cada una por separado (algo que yo también hubiera preferido) sea necesariamente más democrático desde esa perspectiva radical, que la búsqueda de un consenso que después sea ratificado por tod@s y cada un@ de nosotr@s.

    Al final la discusión queda en quién va de número uno y número dos, y votar que no a eso, no creo que pudiera ser explicado a la ciudadanía, ajena a nuestras discusiones internas, en un contexto incierto en el que lo que se nos exige es la unidad y la búsqueda de mayorías sociales que nos permitan luchar contra lo que tenemos encima.

  8. Tienes toda la razón, si yo soy de afiliado de EQUO es por las cosas que comentas y aunque en ocasiones nos entren dudas, no podemos perder nuestra esencia, NO QUEREMOS SER COMO LOS DEMAS!!!

  9. Por supuesto que va a tener consecuencias tu posición: No tenía claro a quien votar en segunda vuelta y ya si, a ti. Por coherente y honesto. Un saludo.

  10. ACABO DE VOTAR “NO” SOBRE LA PROPUESTA DE ACUERDO CON COMPROMIS. A MI ME LO HAN PUESTO MUY FACIL, PRETENDER ENCABEZAR LA LISTA SIN SOMETERSE A VOTACION, ES QUERER EQUIPARARNOS A LOS DEL DEDAZO.

  11. Guillermo estoy de acuerdo con tus argumentos pero votare a favor de ir con compromis aunque me cueste:lo mejor es muchas veces enemigi de lo bueno…la necesidad de un cambio es demasiado urgente ….sea cual sea el resultado sigamos junt@s….es una gran responsabilidad

  12. Guillermo:
    NO te has enterado, muchos en Equo tampoco. Compromis es parte de la partitocracia y NO comparte con Equo principios de radicalidad democrática. Y para Compromis SI es importante quien ocupa las listas y en qué orden, si os fijais con atención es lo único que le importa.
    Compartir valores con Compromis??? si y con el PSOE y con IU y con el PP (los valores son universales). Una cosa es compartir valores y otra dejar a Equo sin independencia política. A ver que Compromis nunca se atiene a un pacto favorable para Equo y siempre rechaza todo lo que no signifique su supremacia política. Hablan los hechos (desde el principio).
    Y no importa los mensaje “que lanceis” a Compromis porque en realidad no hay negociación hay una imposición permitida y alentada desde la cúpula de Equo por los que más tenían que defender los intereses propios pero que en la práctica más los traicionan.

    Lo siento Guillermo, firma LA REALIDAD.

  13. A ver… el principio de radicalidad democrática está en la esencia de EQUO y está también en la esencia de Compromís, pero también está en la esencia de Compromís ser una fuerza política de ESTRICTO ámbito valenciano y con ambición MAYORITARIA en su país… Además Compromís es una coalición con amplia presencia institucional, NO PUEDE aceptar que su candidato para las europeas se decida FUERA del País Valenciano, como EQUO no podría aceptar que su candidato se eligiese, pongamos, en Austria. El problema no es la radicalidad democrática (Compromís elige a su candidato en primarias abiertas) sino el marco nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s