Una CEF como el partido en que creemos y el país por que luchamos

En EQUO estamos eligiendo estas semanas a quienes serán las y los miembros de nuestra próxima CEF, la Comisión Ejecutiva Federal: a quienes asumirán una buena parte del trabajo y el liderazgo para avanzar por los meses cruciales e inciertos que tenemos por delante.

Yo a esta nueva CEF le quiero pedir osadía, antes de nada. Quiero una CEF de valientes. Una CEF de personas que sean capaces de dejar sus zonas de confort para conseguir catapultar este proyecto todo lo alto que puede llegar a estar. Quiero no volver a escuchar la denuncia quejumbrosa de que es que los medios no nos sacan, es que los medios son injustos, es que a ellos sí y a nosotros no: que no se quejen y se metan, nos metan; porque esa es antes que nada su responsabilidad.

Una CEF que se ciña al contexto. Que entienda el momento en el que estamos y sus oportunidades de cambio, que persiga que seamos precisamente aquel partido que prometimos ser cuando empezamosAhora es el momento, decíamos. Que caiga en la cuenta de que no somos los únicos seres humanos en el planeta que estamos luchando por una sociedad más justa, sostenible y democrática. Que se entere de qué queremos ser la mayoría de simpatizantes y votantes de este partido: una herramienta de cambio de nuestra sociedad; lo que pasa por conectar con la calle, recibir su confianza -también en forma de voto-, llegar a las instituciones y cambiar las cosas. Que sea capaz de elaborar mensajes y estrategias que conecten con la ciudadanía, que sepa explicar nuestro mensaje: tenemos una solución, un plan que puede arreglar este país desde cada una de sus vertientes. ¿Por qué no lo estamos contando? ¿Por qué no nos hacemos entender? Pediría que quienes no tengan interés en contestar a estas preguntas se abstengan de presentar candidatura.

Una CEF como el partido en el que creo y el país por el que lucho: inflexiblemente feminista, donde el liderazgo femenino sea completo, sin amputaciones, donde no haya floreros. Un liderazgo femenino al que se le den los medios para serlo. Una CEF radicalmente democrática, donde todas y todos veamos lo que se hace y entendamos por qué, donde se rindan cuentas y por tanto haya responsabilidades concretadas. Y sostenible, sí, también económicamente. Si no queremos caer en la profunda vergüenza de no haber podido aplicar nuestros principios ni siquiera a nuestra propia estructura.

Tenemos un objetivo muy claro: ser parte del cambio social que posiblemente esté a punto de darse, luchar por que éste tenga lugar y convertirlo en verde cuando llegue el momento. Que quienes presenten sus candidaturas presenten también su compromiso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s